Somos un despacho de abogados especialista en derecho de distribución y franquicias.

Nuestra ámplia trayectoria ha sido premiada internacionalmente resultando nuestro despacho

de abogados elegido por CORPORATE INTL MAGACINE 2010 LEGAL AWARD en la categoría

"Despacho del año en España en Derecho de Distribución y Franquicias"

Despacho del año en España en Derecho de Distribución y Franquicias

Emociones y utilidades que nos ayudarán a montar una franquicia de éxito

Emociones y utilidades que nos ayudarán a montar una franquicia de éxito

Publicado en Socialetic el 03 de Noviembre , 2017 abogados franquicias Información general sobre franquicias

Una franquicia es un acuerdo comercial entre dos partes. Por un lado tenemos a la empresa franquiciadora, que es propietaria de un negocio de éxito que está dispuesta a compartirlo franquiciándolo. Por el otro tenemos al franquiciado que puede ser una persona física o jurídica, que paga por explotar ese negocio en un ámbito geográfico y por un periodo de tiempo determinado.

 

En principio puede sonar bastante sencillo, ya que una franquicia debería asegurar el éxito debido a que posee el nombre de una empresa reconocida, pero esto no es suficiente. No ya que como empresario, el franquiciado debe tener ciertas emociones y conocimiento de ciertas utilidades que debe utilizar para que al abrir una franquicia, esta tenga el éxito esperado.

 

Lo más importante para lograr el éxito montando una franquicia es que tanto el franquiciador como el franquiciado compartan intereses en común desde el primer en el que se cerró el trato.

 

El franquiciado en todo momento debe tener una actitud positiva respecto a la franquicia que ha adquirido, ya que podríamos decir que tiene que realizar la parte más complicada debido a que debe regirse por la idea del negocio principal y la oferta de productos (aunque no en todos los casos es obligatorio hacerlo) y, a su vez, debe buscar proveedores y establecer acuerdos con ellos en caso de que el franquiciador no los suministre. Además debe de invertir en el equipo necesario para poner el negocio en marcha. Y claro está, debe buscar clientes en su zona de actuación limitada, realizando labores comerciales, de atención al público, publicidad de forma práctica apoyándose en la teoría y know-how que la empresa madre suministre en mayor o menor medida.

 

Por el otro lado, la empresa franquiciadora tiene que aportar un concepto de negocio novedoso a través del producto o servicio ofrecido, por lo que la innovación es un elemento clave para garantizarle una franquicia de éxito a sus posibles inversores. A sus franquiciados, en definitiva.

 

Ganas de aprender, conectar con el público, ofrecer un servicio de calidad constante, y un espíritu “de marca” será, por tanto, sensaciones muy importantes; unidas a la actualización e innovación que el negocio y público requieran.

 

Por el lado de las utilidades, casi todas las franquicias poseen un sistema de regalías o royalties (llamenles “cuotas”, para entendernos) que obligan a los franquiciados a entregar un porcentaje de sus ventas; aunque hay algunas empresas que cuentan con una cuota fija más un porcentaje predeterminado. Por ello, los franquiciados deben tener sumo cuidado, ya que una deficiente administración podría llevar el negocio a la quiebra.

 

Cada franquicia, y mercado, marcará el uso de “utilidades empresariales”, léase productos de gestión, administración, ventas y comunicación, y control de recursos humanos. Sería imposible citar “productos” siempre imprescindibles aunque, por el momento en el que vivimos, es lógico pensar que la tecnología formará parte del día a día no ya de cualquier franquicia; sino de cualquier empresa.

 

Por tanto, un compromiso y conocimientos de “nuevas tecnologías”, claramente lideradas por la informática, son y serán necesarios para funcionar a un rendimiento óptimo.

 

En resumen, cualquier persona que se plantee abrir un negocio en franquicia debe tener claro que, a pesar de todo el apoyo de la empresa franquiciadora, el éxito del proyecto dependerá en gran medida de la capacidad de esfuerzo, sacrificio, actualización, constancia del franquiciado y de sus emociones. De los recursos que invierta en su nuevo negocio.

 

Conviene recordar que una franquicia no deja de ser una empresa. Y todas las empresas exigen dedicación absoluta y capacidad de innovación.

Compartir
Emociones y utilidades que nos ayudarán a montar una franquicia de éxito
USO DE COOKIES

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Más información