Somos un despacho de abogados especialista en derecho de distribución y franquicias.

Nuestra ámplia trayectoria ha sido premiada internacionalmente resultando nuestro despacho

de abogados elegido por CORPORATE INTL MAGACINE 2010 LEGAL AWARD en la categoría

"Despacho del año en España en Derecho de Distribución y Franquicias"

Despacho del año en España en Derecho de Distribución y Franquicias

SNAP FITNESS PLANEA ‘DAR EL GOLPE’ EN EL SECTOR

SNAP FITNESS PLANEA ‘DAR EL GOLPE’ EN EL SECTOR

Publicado en El Economista el 15 de Junio , 2016 abogados franquicias Franquicias de España

La cadena de gimnasios se da cuatro años para alcanzar una red de 100 locales operativos en España, donde este año prevé inaugurar un mínimo de diez centros, especialmente en Cataluña

 

La cadena de gimnasios Snap Fitness ha llegado a España con el firme propósito de hacerse un hueco en el sector de los gimnasios y en el sistema de franquicias. Un sistema que en los últimos años ha visto cómo aparecían diversas marcas vinculadas con actividades deportivas.

 

Marcas de las que Snap Fitness se quiere desmarcar, apostando por precios más elevados que las llamadas firmas low cost, ésas que cuestan unos 20 euros al mes, pero al igual que muchas de ésas estando muy cerca de los lugares de residencia o de trabajo de sus potenciales clientes, permitiéndoles además, como sucede en el caso de algunas de las anteriores, acceder a sus locales las 24 horas del día los 365 días del año.

 

Con esa filosofía como telón de fondo, el plan de crecimiento de esta cadena -masterfranquicia en España de la creada en 2003 por el empresario y deportista estadounidense Peter Taunton en Minnessota, Estados Unidos-, pasa por sumar entre 10 y 15 franquicias a su red antes de que acabe el año y, a partir del próximo ejercicio, pisar el acelerador de su expansión para alcanzar los 100 establecimientos operativos en el horizonte de 2020.

 

Según ha explicado a elEconomista Franquicias y Emprendedores Albert Marco, uno de los cuatro dueños de esa masterfranquicia -creada en el primer trimestre del pasado año 2015-, la primera fase de esa expansión es ampliar la presencia de Snap Fitness en Barcelona -donde la firma ya tiene un local propio funcionando- y en Cataluña, para poco a poco llegar a todo el territorio nacional.

 

Aunque la cadena no descarta abrir nuevos locales propios, su plan de crecimiento se apoya en la franquicia para la que actualmente busca candidatos a franquiciados. Candidatos que, según ha matizado Marco a esta publicación, pueden tener tres tipos de perfil profesional: pueden ser profesionales del sector de los gimnasios, o aficionados a este universo, que quieran montar su propio negocio bajo el paraguas de la franquicia de esta enseña; o inversores que quieran entrar en este sector y a los que Snap Fitness les da incluso la posibilidad de gestionar el negocio en su lugar a cambio, eso sí, de unos honorarios.

 

Dejando ese detalle al margen, Snap Fitness ha determinado las mismas exigencias para todos sus franquiciados. Exigencias que pasan por abrir locales de unos 500 metros cuadrados en zonas urbanas -los locales son seleccionados por la matriz franquiciadora-, y por invertir para unirse a la franquicia una cantidad inicial de entre 100.000 y 150.000 euros.

 

Teniendo en cuenta que esa cantidad es inferior a la inversión necesaria, calculada en 1.000 euros por metro cuadrado -más IVA-, Snap Fitness da a sus franquiciados la opción de empezar invirtiendo esa cantidad para que la restante la cubran con acuerdos de financiación con entidades convencionales y privadas con las que la firma trabaja.

 

Además, para unirse a la franquicia de Snap Fitness, la marca demanda a sus franquiciados firmar un contrato de diez años de duración, un canon de entrada de 19.900 euros, un canon mensual fijo de 500 euros al mes, otro variable, de 0,55 euros por cada cliente, y uno para las acciones de marketing de la firma, cifrado en 300 euros mensuales.

 

Todas estas cantidades contribuyen, según Marco, a que Snap Fitness se diferencia de otras cadenas de gimnasios que operan en España. “En Snap Fitness ofrecemos un producto no saturado, porque en nuestros centros hay menos gente, por lo que no hay colas para usar aparatos ni entrar en vestuarios”, explica.

 

Tarifas superiores al ‘low cost’ Una bondad que según Marco se une a éstas otras: disponer de centros cuyos precios son más bajos que los de los establecimientos de las concesiones administrativas -centros municipales- y estar abiertos las 24 horas del día para facilitar a sus clientes la práctica del deporte y el uso de sus instalaciones en cualquier momento.

 

De cara a los franquiciados, Marco también sostiene que Snap Fitness es diferente al resto de cadenas de este sector ya que -matiza- somos la única cadena multinacional que está en España con un masterfranquiciado en el que detrás hay empresarios de aquí.

 

Formada por cuatro socios españoles, la masterfranquicia española de Snap Fitness fue creada en el primer trimestre de 2015, con el fin de traer a nuestro mercado el concepto de instalación deportiva que funciona en Estados Unidos desde el año 2003, cuando Peter Taunton lo creó en Minnesota.

 

Según explica Marco, fue entonces cuando ese empresario y ex deportista profesional de la especialidad del racketball decidió cambiar las instalaciones deportivas de la que era propietario para reducir sus espacios y hacer de ellas lugares de mayor especialización y menos déficit. Fue así como el estadounidense suprimió de sus instalaciones los espacios consagrados a los spas o las piscinas, a los pasillos o a la recepción, y se quedó con la zona del fitness, con esas reducciones de espacios, para la práctica de ejercicios de fuerza y cardiovasculares, y unos pocos vestuarios.

 

Bajo esa fórmula, Tauton pasó de instalaciones de 3.000 a otras de 500 metros cuadrados que se antojaban, según Marco, “más fácil de ubicar en entornos urbanos y, por tanto, con más densidad de población”.

 

La aceptación del concepto fue tal que, según explica el directivo español, diez años después de ver la luz Snap Fitness contaba con más de 2.000 locales operativos en el mundo. En Europa, tras instalarse en Reino Unido, la marca obtuvo su masterfranquicia en España. Detrás de nuestro mercado llegaría la de Bélgica, Luxemburgo, Holanda y ahora Alemania. A todas ellas se sumará en breve, según los datos de Marco, las de Francia e Italia.

 

Condiciones para abrir un Snap Fitness

 

■ Contrato

Los candidatos que quieran unirse a Snap Fitness han de firmar un contrato con la matriz de 10 años de duración -cinco más cinco-.

 

■ Inversión inicial

Al inicio de la relación contractual, el franquiciado tendrá que desembolsar entre 100.000 y 150.000 euros. Para cubrir las cantidades restantes con la que se pone en marcha un gimnasio de esta cadena -1.000 euros el metro cuadrado-, la matriz ofrece al franquiciado acuerdos de financiación con entidades convencionales y otras privadas.

 

■ Cánones

El canon de entrada para unirse a la firma tiene un coste de 19.900 euros. A este hay que sumar un canon mensual fijo de 500 euros al mes, otro variable de 0,55 euros por cada cliente, y uno para las acciones de

marketing cifrado en 300 euros mensuales.

 

■ Locales

La matriz exige a sus franquiciados instalarse en locales de 500 metros cuadrados y en zonas urbanas, próximas a lugares de residencia o de trabajo de sus potenciales clientes. Para empezar, la firma está tratando de expandirse en Cataluña. De hecho, su primer local propio se ubica en la Ciudad Condal.

Compartir
SNAP FITNESS PLANEA ‘DAR EL GOLPE’ EN EL SECTOR
USO DE COOKIES

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Más información